El bobinado de motores, proceso fundamental

Bobinado de motoresAl hablar del bobinado de motores y de sus rebobinados, es importante saber cuáles son las diferencias entre ambas acciones. Lo más fundamental, es conocer que se refieren a lo mismo, por lo que, si en un manual de operaciones encontramos cualquiera de estas dos definiciones, está hablando de lo mismo.

Si se precisa realizar una diferenciación, se puede encontrar que en lo que se alude al bobinado, puede ser en su fase de construcción, mientras que, en el caso del rebobinado, se trata de la sustitución de los hilos conductores que forman el motor. O bien, a las operaciones de reparación, mantenimiento o mejora.

El uno y el otro, tienen que llevarse a cabo en zonas acondicionadas, donde estén las herramientas y la maquinaria necesarias. Con el fin de garantizar el resultado con mayor calidad y garantía.

Bobinados de motores

Muchos fabricantes se encargan ellos mismos de la producción de sus propias bobinas. Confeccionándolas de manera que su perduración en el tiempo sea el máximo posible. En el caso del reaislado de la bobina, esta debe ejecutarse en una zona especial, que evita cualquier contacto con las impurezas que hay en el entorno.

Equipamiento

Para poder reparar estas piezas tan importantes y delicadas, se debe precisar de un abastecimiento bastante significativo, como son tornos y bobinadoras, o maquinaria de soldadura MIG/MAG de impulsos. También, es primordial tener soldadura de electrodos de varilla, soldadura WIG con ignición HF o TIG.

No solo el equipamiento es vital, sino que contar con los mejores profesionales puede garantizar un resultado exitoso. La experiencia, en este caso, ayuda muchísimo, que, junto con la fabricación propia de motores, hacen de este tándem una elección segura a la hora de elegir a los operarios responsables de las reparaciones.

En definitiva, las industrias que tienen este tipo de tecnología y mecanismos no pueden permitirse escatimar en sus procesos de reparación y en su mantenimiento, debido a esto, deben escoger muy bien a sus reparadores. Tener confianza en ellos y que éstos tengan bastante disponibilidad para los casos de averías que se den en los momentos menos oportunos.

 

Deja un comentario