Lucha por tus derechos, abogados especialistas en accidentes laborales

Las relaciones laborales en ocasiones se truncan y surgen problemas, mientras estos sean solo verbales o de formas, no hay mayor problema, se pueden hablar y tratar de resolverlo o en el peor de los casos es necesaria la mediación de un juez. Pero cuando el problema es mayor y surge un accidente, sea del tipo que sea, si deseamos que nos paguen aquello que nos corresponde por la lesiones sufridas, es esencial hacerse con los servicios de los abogados especialista en accidentes laborales.

Un accidente laboral, puede llegar a ser una tragedia personal importante cuando se pierde la vida de una persona o cuando las lesiones del accidentado son graves y permanentes. En estos casos la apertura de investigación es esencial para poder percibir la indemnización correspondiente.

En cuanto surge el accidente, además de socorrer a la víctima, es esencial, por el bien de todos, ponerse en contacto con las autoridades locales para que acudan los servicios sanitarios para atender al herido, como para que la policía local o guardia civil realicen el atestado del accidente, es decir redacten un informe detallado del accidente y de las posibles causas del mismo.

Esta documentación junto a la investigación realizada a posteriori por la inspección de trabajo, serán los documentos de partida para depurar las responsabilidades del accidente. Los daños que sufre la persona serán evaluados por el informe médico, así como su historial a raíz del propio accidente, en base a los cuales se establecerán, siempre en caso de exclusión de culpabilidad del accidentado, las cuantías a indemnizar al mismo por el accidente sufrido.

Enfermedades profesionales

Del mismo modo que por un accidente y por sus consecuencias, se puede o debe percibir una indemnización, también debe hacerse por una enfermedad que se demuestre que es derivada del trabajo realizado y que se ha producido por falta de medios de protección en el trabajo.

Por ejemplo, el amianto fue y es una fuente constante de enfermos y muertos anuales como consecuencia de su manipulación sin los debidos medios de protección. Este material lleva ya unos años prohibido en España, pero todos los años surgen muchos enfermos, que desgraciadamente mueren debidos a canceres de pulmón, mesotelioma maligno u otras enfermedades respiratorias con pronóstico muy nefasto para el enfermo. Estos y sus familiares directos, cónyuge e hijos, están en su derecho de solicitar una indemnización por la enfermedad.

De la misma forma que el amianto, a diario se sufren problemas de salud y enfermedades crónicas en el trabajo derivado de equipos de protección insuficientes o salud laboral inadecuada, que pueden llevar consigo una indemnización siempre que se tenga a mano un abogado especializados en estos asuntos.

Deja un comentario