¿Una celebración familiar? No te compliques, contrata un catering a domicilio

Un bautizo, una comunión, unas bodas de oro o un cumpleaños. Son celebraciones familiares que muchas veces se pueden organizar en casa o en una finca particular con éxito contratando un buen catering a domicilio.

No importa ni el tipo de celebración, ni el lugar, ni el número de comensales. Una empresa especializada podrá organizar una gran comida, cena o cocktail a medida de los gustos y el presupuesto del anfitrión. Es precisamente este uno delos grandes atractivos de contratar un catering: la personalización de los servicios.

El cliente puede elegir el menú o dejarse aconsejar, pero siempre existe una gran variedad de alternativas, desde las más ligeras hasta las más exquisitas. También cabe la posibilidad de pedir platos especiales para personas con algún problema de salud.

Se puede elegir el menú y se puede elegir la manera de servirlo: el tipo de mesas, la decoración, si se necesitan camareros o preferimos que se sirvan los invitados… El evento se diseña siempre a medida del cliente.

Disfruta de la celebración

No hay nada más agobiante que tener que estar pendiente de que todo salga perfecto, de que los invitados estén bien atendidos, de que todo esté bien servido y de que no falte comida ni bebida.

Con un catering a domicilio, el anfitrión puede olvidarse absolutamente de todo y centrarse en disfrutar de la celebración. La comida estará lista en el momento indicado y servida en los mejores platos y en las mesas mejor decoradas. No faltará nada, los invitados estarán perfectamente atendidos y, una vez finalizado, en unos minutos, todo quedará perfectamente recogido.

Eventos para empresas

Un servicio de catering a domicilio es muy aconsejable en reuniones y celebraciones familiares de todo tipo, pero también resulta fundamental en el mundo empresarial y de los negocios. Convenciones, congresos, reuniones maratonianas, ferias… en todos estos encuentros conviene contar con un servicio de catering para ofrecer un servicio de desayuno, un brunch o un pequeño aperitivo entre reuniones.

También cuando se trata de otro tipo de eventos: una presentación a la prensa de algún producto, una gala de aniversario, una cena navideña o una inauguración. En unos casos será suficiente con un cocktail , en otros habrá que pensar en un servicio mucho más especial.

Un catering a domicilio es la solución ideal. Tanto en las instalaciones de la propia empresa como en cualquier otro lugar elegido para la celebración se podrá disfrutar de una deliciosa comida, perfectamente presentada y servida.

Calidad, gran presentación, atención cuidada y menús personalizados, las empresas de catering cada vez prestan mejores y más variados servicios. Es, por ello, que cada vez más personas y empresas confíen en ellas para organizar sus celebraciones más importantes

Deja un comentario